Los negocios y las empresas aumentan exponencialmente su presencia online cada año y el marketing de contenido es una de sus mejores estrategias para conectar con potenciales clientes. De ahí que sea una tendencia al alza.

El también llamado content marketing es en esencia un conjunto de estrategias destinadas a ofrecer  a la audiencia un contenido relevante, útil e interesante de ver o de aplicar. Su misión es atraer la atención del nuestro público objetivo para, con suerte, convertirlos en clientes.

Continúa leyendo para conocer qué es exactamente el marketing de contenido y cómo puedes empezar a hacer uso de esta estrategia en tu negocio para que goces de sus beneficios.

¿Qué es el marketing de contenido?

Se trata de una técnica de marketing basada en la creación de elementos que tu público objetivo puede leer, ver o escuchar, y que tienen un valor apropiado para ellos y en los que, incluso, pueden participar.

¿A qué nos referimos como público objetivo? A todas aquellas personas, empresas o negocios que puedan estar interesadas en lo que tienes que contar. Básicamente se trata en compartir tu expertise, evitando el relleno innecesario y cualquier otro contenido que podría no resultar de interés. Así que piénsalo dos veces antes de mandar ese video de gatitos.

La esencia del marketing de contenido

El aspecto principal del content marketing es el interés del contenido para la persona a la que va destinada. Antes de crear cualquier tipo de elemento audiovisual será necesario responder a una sencilla pregunta:

¿Resulta este elemento algo de interés para mi audiencia?

Si la respuesta es negativa, quizás quieras pensártelo dos veces antes de hacer clic en el botón de publicar, pues todo el sentido de esta estrategia de marketing es conectar con tus clientes potenciales con un contenido que sea interesante para ellos.

Por ejemplo, una serie de fotografías con las tendencias de moda más actuales en tu zona, el video de la nueva receta de tu restaurante que estará para chuparse los dedos o algún episodio de tu podcast que hable sobre cómo construir un barco de pesca. Ojo: tiene que ser de interés tanto para tu audiencia (receptor) como para tu empresa (emisor), porque solo de esa manera se logrará crear un contenido genuino y que venda de verdad.

Así, la autenticidad es un punto clave para el éxito del mensaje. Elige bien: parece que a internet le encantan los gatitos, pero no por eso tienes que ponerlos en todas partes.

El objetivo del marketing de contenido

De acuerdo. Ya quedó claro que crear un contenido de calidad y con un interés genuino es la clave de esta estrategia. Artículos, fotografías, música, episodios de podcast, videos y un largo etcétera. Todo vale. El emisor, en este caso tú y tu negocio, consigue trasladar un mensaje interesante y el receptor lo recibe y consume con gran interés. ¿Y ahora qué? La respuesta depende del tipo de negocio y de la audiencia, pero se podría resumir de la siguiente manera:

Mejorar la relación con tus clientes, tanto actuales como potenciales.

Intenta no pensar demasiado en las ventas. Sí, es difícil, tienes un negocio para hacer dinero y lo que quieres son clientes que compren tus productos o servicios. Pero el marketing de contenido no tiene que centrarse en la venta per se, sino en el mensaje que transmites como empresa y tu predisposición a hablar con tu audiencia.

¡Pero es marketing! ¿Cómo puede ser que no esté destinado a la venta? Esa es una buena pregunta y los siguientes ejemplos, que realizan su labor de marketing de contenidos con dos estrategias diferentes, ayudarán a resolverla.

Una mala y una buena estrategia de contenidos

La banda de música

Estrategia 1: Navegas tranquilamente por la red un día que tienes tiempo libre. Eres un rockero de la vieja escuela y te gusta el sonido de la guitarra eléctrica. Sea como sea, acabas en la web de una banda que empieza a ser conocida en tu ciudad. La banda se encuentra promocionando su nuevo disco, pero todo lo que ves son enlaces para la descarga del disco, peticiones de donación para apoyarles y la compra de la entrada para su próximo concierto el mes que viene.

Únicamente cuentan con dos pequeños extractos de 30 segundos de sus canciones y te ha costado esfuerzo llegar a ellos cruzando toda una selva de peticiones de compra.

Estrategia 2: Como cada día, revisas tus redes sociales y te encuentras con el Instagram de una nueva banda de música en tu ciudad. Te parece interesante ya que te gusta el rock. Haces clic en varios de sus posts y descubres extractos de IGTV (la plataforma de videos largos dentro de Instagram) con canciones completas en directo, análisis por parte de uno de sus miembros sobre sonido de un nuevo amplificador y reacciones a nuevos discos de otras bandas consideradas pioneras del estilo. Finalmente, decides visitar su web a través del enlace en su perfil, en la cual muestran sus videoclips, su lista de reproducción en Spotify y finalmente varios enlaces para descargar su nuevo disco.

Aprender francés

Estrategia 1: Te interesa aprender francés. Llevas muchos años posponiendo el aprendizaje del idioma y buscas referencias en Google. Acabas en la web de un profesor que lleva años enseñando francés de manera online. Cuenta con muchas referencias, evaluaciones, un precioso currículum y muchísimo material disponible. Aparece una ventana emergente solicitando la compra de su nuevo curso, con el precio del mismo, y un espacio para escribir tu correo electrónico. Das por hecho que en algún momento tendrás que añadir tu método de pago.

Estrategia 2: Quieres aprender francés pero no sabes por dónde empezar, así que escribes en Google las palabras clave “aprender francés online”. Después de consultar varios enlaces, entras a un blog. Uno de sus artículo especifica detalladamente por dónde debes empezar a estudiar francés, las diferencias entre el francés de Francia y el francés canadiense, el diccionario más recomendable, los métodos más adecuados, varias listas de vocabulario y un enlace a un video en YouTube con una canción en francés para cantar como si fuera karaoke. Solo al final de la lectura del artículo, descubres que el escritor es un profesor experto que cuenta con un curso propio en una web. El curso tiene 30 días de versión gratuita sin necesidad de introducir ningún dato.

Análisis

En ambos ejemplos, ¿cuál consideras que es la buena estrategia y la mala estrategia de marketing? La respuesta es sencilla: la mejor opción es la segunda tanto para la banda como para el profesor de francés. Analicemos de nuevo por qué.

En el primer ejemplo, la banda de música tiene dos opciones: crear una web puramente comercial destinada a la venta de sus trabajos sin conectar verdaderamente con su audiencia objetivo; o crear un contenido valioso que muestre el sonido de su música, su pasión por los instrumentos musicales y su apoyo a otras bandas referentes. Así, enganchan a su público y le crean un interés genuino para asistir a su siguiente concierto o comprar su nuevo álbum.

En el segundo ejemplo, la primera estrategia del profesor es vender directamente su curso de aprendizaje de francés. Cierto: está muy cualificado y cuenta con una gran experiencia en su sector. Sin embargo, no le da al público la oportunidad de conectar con él de ninguna manera y, de hecho, su método parece muy artificial ya que no ofrece información adicional

La segunda táctica es crear un contenido de utilidad, atrayendo clientes potenciales mediante palabras clave y marketing de contenido. En este caso, está impulsado por la entrada de un blog que explica cómo empezar el estudio. Funciona como un método de introducción a su negocio de manera sutil y no pide nada a cambio, pero conecta con las personas y las anima a tomar el siguiente paso con el cual el profesor puede asesorar como experto.

Esta es la importancia del content marketing. No es lo mismo vender que atraer un interés único y auténtico. Es posible que la finalidad sea una venta, pero el marketing de contenido ofrece la creación de una relación de gran calidad con la audiencia, mientras que la venta directa es fría, impersonal y menos efectiva, provocando más resistencia en el cliente.

El marketing de contenido también destaca por ofrecer un contenido gratuito sin solicitar nada a cambio. Puede aparecer en diversas redes sociales, blogs, páginas web, plataformas de video, de podcast y servicios de streaming. El buen uso de estas herramientas se presentará como algo clave para la credibilidad de tu negocio.

¿Quién puede utilizar una estrategia de marketing de contenidos y cuánto cuesta?

Son muchas las grandes marcas que han conseguido resultados más que óptimos utilizando el content marketing. Intenta recordar si has visto algo relacionado con las siguientes empresas:

– GoPro. Los fabricantes de las cámaras GoPro son un ejemplo ganador del contenido generado por usuarios, ya que la marca promociona los videos generados por los usuarios que se han grabado realizando actividades con ellas.

– SpaceX. La compañía aeroespacial del controvertido y aclamado Elon Musk crea contenido que conecta con millones de usuarios, incluyendo videos del lanzamiento de sus cohetes, pruebas fallidas de los mismos y el último video viral donde uno de sus coches Tesla fue lanzado al espacio.

– TED. Es más que probable que hayas visto una charla TED. Aparte de ofrecer contenido educativo accesible a todo el mundo, la compañía también realiza labores de marketing para ello. Es un contenido de gran valor y gratuito. Su canal de YouTube cuenta con millones de suscriptores a día de hoy.

¿Te parece una estrategia lejana? ¡Buenas noticias! El marketing de contenidos puede ser utilizado por negocios de cualquier tipo, independientemente del sector, tamaño u objetivos a alcanzar. Esto se debe a que el uso de las redes sociales y blogs son hoy en día algo realmente beneficioso para cualquier marca y con un coste mínimo. Crear una buena estrategia de marketing de contenidos no se basa en el uso de las herramientas, sino en el diseño de tus creaciones. ¿Qué significa esto?

La inversión se basa en el tiempo y el dinero que destinas para el diseño del contenido, sea un post en Instagram, la escritura de un artículo, la grabación de un material audiovisual o cualquier otro elemento, ya sea que lo generes tú o una persona especializada. El coste de las herramientas como la compra de una licencia de software o el dominio de una web siguen siendo gastos, pero no son gastos intrínsecos del marketing de contenido.

Por otro lado, la publicidad online no entra necesariamente dentro de este tipo de marketing, ya que lo que persigue tu empresa es la creación de contenido relevante y gratuito que te proporcione autoridad y posicionamiento en el mercado, y no un contenido que esté destinado a presentar un producto o servicio para venderlo después. No es el foco.

Sin embargo, sí que es posible promocionar algo que ya haya sido previamente creado como estrategia de contenidos. Este punto entraría dentro de la mencionada publicidad online, aunque ese es un concepto diferente al que se trata en este artículo.

Formato y canales del marketing de contenidos

Queda claro cuál es el objetivo del marketing de contenidos y su naturaleza. A continuación, conoce diferentes formatos para su creación, así como los canales para distribuir el contenido eficientemente.

Blog

Un blog es una página web destinada principalmente a artículos con un uso cronológico, es decir, lo más reciente aparece en la parte superior. Es un buen canal para transmitir información actualizada, novedades e incluso actualizaciones de otros medios como un nuevo video en tu canal de YouTube o un nuevo episodio de tu podcast.

Es una buena herramienta para conectar con tu audiencia fuera de una página meramente comercial, ofreciendo contenido de interés sin necesidad de mencionar ventas o productos específicos. Un famoso ejemplo donde alojar tu blog es WordPress.

Instagram

Es la red social que más ha crecido en los últimos años y cuenta con una gran relevancia para tu marca. Destaca por ser breve, por lo que intenta compartir fotografías y videos que puedan ser consumidos en pocos segundos. La excepción es IGTV, su plataforma interna para subir videos más largos y que pueden aparecer como un adelanto en el mismo feed.

YouTube

Nada nuevo que se pueda decir de YouTube. Es un medio excelente para compartir información audiovisual. Los ejemplos aquí podrían ser noticias del sector, tutoriales, presentaciones, reseñas, webinars (seminarios online), muestras de producto y cualquier contenido de interés a ser grabado por una cámara.

Podcasts

Plataformas como iVoox, Spotify o iTunes ofrecen la posibilidad de crear un canal de podcasts y segmentarlos por intereses. Los suscriptores podrán ser notificados cada vez que se suba un nuevo episodio. Muy útil para conectar con tu audiencia y compartir conocimientos sin el desembolso de una gran suma de dinero. En etapas posteriores, también es una opción realizar entrevistas a aquellos interesados de tu sector y mejorar la relación con tu audiencia a través de este medio.

Newsletters o listas de correo

Las listas de suscripción por correo electrónico han perdido algo de relevancia, pero aún son extremadamente importantes. Es un canal único por el que enviar contenido de interés a aquellos que decidan seguirte. Pero cuidado, evita el spam y la venta directa en estos correos electrónicos. Informa de una manera similar a como lo harías en otros canales.

PDF gratuito o whitepapers

Es posible que hayas visto profesionales usando este método. Ofrecer un PDF gratuito (whitepaper) al entrar en la página web es una buena manera de crear contenido para atraer a tu audiencia. Este PDF puede contener información sobre tu sector, un tutorial sobre cómo aprender una herramienta específica, una guía con claves para empezar en algo concreto, etc. Pero ojo: deberá ser breve y conciso por lo que la imaginación será tu mejor compañera. Cuida que el mensaje emergente no dificulte la lectura de tu página web o blog si decides subirlo allí ya que puede provocar un efecto contraproducente.

Infografías

Las infografías son un buen elemento en tu estrategia de contenido. Son útiles, rápidas de ver y muy propensas a ser compartidas. Contienen información, estadísticas, tendencias y se pueden subir tanto a Instagram, como a otras redes sociales.

Otras redes sociales

Además de las antes mencionadas, las redes sociales son una gran prioridad. Explora Facebook, Twitter, Pinterest, Reddit, TikTok, etc., estudiando cada plataforma y cómo puedes adaptar tu contenido a estos canales.

Página web

Por supuesto, una página web será indispensable para tu marca, negocio o empresa. Si vas a abrir un blog, intenta que su enlace esté separado (…/blog), para poder llevar a tu audiencia a un lugar que no sea únicamente comercial.

Y es preciso añadir que tanto tu web como todos tus contenidos deben estar optimizados para uso móvil y estar constantemente actualizados, ya que la tendencia dice que el uso de celulares es más alto que nunca, habiendo superado ya al uso tradicional de computadoras.

Bonus: Los números del marketing digital

El marketing de contenido funciona. Y su mejor complemento es el marketing digital. Si eres un geek de los números y las estadísticas, allá va la prueba de su éxito:

– Google tiene el 76% del mercado de motores de búsqueda, por lo que optimizar tus contenidos para motores de búsqueda (SEO) tiene que ser prioritario, junto con la investigación de palabras clave y una atención constante a las nuevas tendencias.

– Según Google, el 80% de los usuarios tienen más posibilidades de acabar comprando un producto o contratando un servicio cuando las empresas o negocios cuentan con páginas web o apps optimizadas para su uso móvil.

– El 71% de los profesionales cree que el marketing digital es indispensable al día de hoy, como relata Salesforce.

– Según Forbes, el tráfico online se multiplicará por 7 en el año 2021. ¡7 veces más!

– Como menciona Neil Patel, el marketing digital cuesta un 62% menos de inversión pero triplica la eficiencia respecto de la publicidad tradicional. Un 72% de profesionales consideran el marketing de contenidos como su estrategia principal.

– Según HootSuite, el 90% de las marcas hacen uso de las redes sociales para aumentar su relevancia.

El marketing de contenidos llegó para quedarse

El marketing digital no parará de crecer. Actualmente los números son más que suficientes para destacar la necesidad de establecer una estrategia de contenidos para tu marca que sea sólida y actualizada cada poco tiempo. Y no solo eso, sino que en el futuro cercano será casi obligatorio estar conectados de esta manera para poder llegar lejos.

En Camino Financial conocemos la importancia del marketing de contenido y es por eso que ayudamos a las personas a invertir en este aspecto tan importante de una empresa. Si necesitas una ayuda con tu financiación, no dudes en contactarnos, estaremos encantados de platicar contigo para ofrecerte un plan a tu medida.

Es hora de que el mundo conozca tu marca. ¿Cuál será el primer paso de tu estrategia?